Ottawa, ubicada en Ontario, es la capital de Canadá. Es a menudo ignorada por los turistas o es tomada como ciudad de paso. Sin embargo, sí merece dedicarle por lo menos un día completo, ya que es hogar de muchos monumentos, actividades y eventos.

  • Canal Rideau

El Canal Rideau atraviesa la ciudad de Ottawa. En verano muchos locales usan ese paseo para dar una vuelta en bici o simplemente relajarse al borde del agua. En invierno es cuando el canal cobra vida. Se congela transformándose en la pista de patinaje más larga del mundo con una longitud de 7,8 kilómetros. Su acceso es completamente gratuito.

  • Parliament Hill

Siendo la capital, es también el lugar donde las decisiones políticas más importantes fueron y son tomadas. El la Colina del Parlamento hay 4 edificios principales que se pueden visitar. El edifico central tiene la torre más alta de la ciudad.

Aunque ahora el país es totalmente independiente, todavía forma parte del Commonwealth y el Edificio del Parlamento recuerda mucho al Palacio de Westminster de Londres. El imperio Británico dejó su marca en el país. Recuerden que los billetes tienen la imagen de la Reina de Inglaterra.

El cambio de guardias que se produce durante el mes de julio y agosto es otro evento que refleja la importante influencia británica. Empezó como una rutina en 1959, y ahora es una tradición anual, donde cada mañana a partir de las 9:50am los guardias de las Fuerzas Armadas Canadienses desfilan frente al edifico del Parlamento haciendo el famoso cambio entre el pelotón del “viejo guardia” y el otro como “nuevo guardia” que se hace responsable de las tareas en Rideau Hall por el día.

  • ByWard Market

En el centro histórico de la capital se encuentra uno de los mercados más viejos del país. Turistas y locales van a probar y comprar productos locales. El mercado está compuesto de calles peatonales y puestos de productos frescos y artesanales.

No duden en probar las colas de Castor en el stand del mismo nombre: Beaver Tails, el cual fue el primer stand de colas de castor construido en 1980. Es una platillo canadiense tradicional, en forma de cola de castor, frita y que puede ser servida con azúcar, canela, chocolate, mantequilla de maní o maple.

  • Museo de Bellas Artes de Canadá

Cerca del mercado, el Museo de Bellas Artes, también llamado Galería Nacional de Canadá (National Gallery of Canadá) es resguardado por “Mamá”, una escultura de araña de bronce de más de 9 metros. El edifico del museo es de cristal y granito. Es hogar de una gran colección de arte contemporáneo de artistas famosos como Andy Warhol, del arte barroco con obras de Rembrandt, Bernini y obras firmadas por Van Gogh, Monet, Picasso, Dali y muchos otros más.

Justo enfrente de ese museo, pueden visitar la catedral Notre Dame o cruzar el puente Alexandra para visitar la ciudad gemela a la capital, Gatineau, que se encuentra ya en en la provincia de Quebec.

  • Gatineau

Gatineau y Ottawa están ligadas por 3 puentes, el más conocido siendo el Puente Alexandra. Pueden ir de una a otra rentando una bicicleta o simplemente a pie. El río Ouataouais es el que marca la frontera natural entre ambas ciudades, pero sobre todo entre la provincia de Ontario donde está ubicada Ottawa, y la de Quebec, donde está Gatineau.

En Gatineau pueden aprovechar para visitar el Museo de Historia Canadiense, que la historia del países, enfocándose mucho en la cultura de los amerindios, antes de la colonización. El museo también ofrece un cine IMAX con un espacio especial para los niños. Y relajarse al borde del agua en el Parque Jacques Cartier.

  • Bunker Diefenbunker

Este bunker fue construido durante la Guerra Fría, de la manera más secreta posible en caso de ataque nuclear. Tiene una superficie de 10 mil metros cuadrados y puede recibir 535 personas por un lapso de 30 días. El Bunker no está en el centro de Ottawa, a aproximadamente 30 minutos en coche, y será necesario usar un auto o el transporte para ir a visitarlo.

  • Haunted Walk de Ottawa

Este tour ofrece una manera diferente de visitar la ciudad. Al anochecer, un pequeño grupo acompañados de un guía los llevará por los lugares embrujados de la capital, como la antigua prisión del condado de Carleton, el museo Bytown, o hasta el Fairmont Chateau Laurier.

La prisión de Ottawa fue recreada como un hostal donde podrán ponerse en los zapatos de un prisionero por el tiempo de una noche. En el día, se pueden unir a la visita organizada de la prisión que empieza todos los días a las 11 de la mañana.