Canadá es el segundo país más grande del mundo. Esto permite tener una amplia diversidad y puntos que visitar. El cambio radical de clima que existe entre las temporadas también permite tener actividades muy diferentes que hacer según la fecha en la que quisieras viajar.

Con tanto que hacer, tanto que visitar y tanta diversidad, puede ser abrumador para muchos saber en qué parte del país ir y en qué temporada. En este primer artículo vamos a abarcar la temporada de invierno.

Lo primero que debes de saber es que Canadá está compuesto de numerosas provincias, que sería el equivalente a los Estados. Las 5 provincias más conocidas para visitar en invierno: Quebec, Ontario, Manitoba, Alberta, Columbia Britanicá y Yukón.

En la provincia de Quebec podrás visitar Montreal, Mont-Tremblant y la ciudad de Quebec, que es la capital de la provincia.

Montreal es la cuidad más grande la provincia. Por el intenso frío que hay en la ciudad se ha creado una red subterránea en el centro, que conecta edificios corporativos y estaciones de transporte publico con tal de estar lo menos posible al aire libre. Este subterráneo se ha transformado en un estilo de centro comercial muy extenso.

También podrás aprovechar para hospedarte unas noches en Mont-Tremblant en invierno y sobre todo esquiar en este acogedor resort de ski.  En Tremblant también tendrás la oportunidad de hacer actividades como trineo de perros y moto de nieve.

En la ciudad de Quebec, podrás aprovechar para visitar el famoso Hotel de Hielo. Los más aventureros podrán hospedarse en ese hotel. Justo al lado se encuentra el parque de diversiones Valcartier que ofrece una gran cantidad de actividades invernales para todas las edades. También puedes unirte a alguno de los tantos tours que hacen énfasis en la refinada gastronomía de la ciudad de Quebec.

En la provincia de Ontario, que se encuentra al borde del Océano Atlántico, las ciudades principales son Toronto y Ottawa. Toronto es la ciudad más grande de Canadá, y Ottawa es la capital.

En Toronto, lo ideal es tomar un tour que te lleva a visitar las cataratas del Niágara. Una vez ahí, podrás caminar por la pasarela Journey Behind the Falls que te lleva muy cerca de las cataratas, o hasta hospedarte en un hotel con vista a esas que están iluminadas por las noches. De regreso a Toronto puedes hacer paseos en helicóptero o subir al último piso de la Torre CN donde tendrás una vista increíble de la ciudad, suspendido en el aire.

Ottawa es hogar del canal Rideau donde podrás hacer patinaje sobre hielo.  Al igual se encuentra el museo más visitado de Canadá: el museo canadiense de Historia.

Quebec y Ontario son dos provincias ubicadas en la zona este del país, y en una semana podrías visitar estas 4 ciudades principales.
Junto a Ontario, se encuentra la provincia de Manitoba, el hogar de los osos polares. Y sus ciudades principales son Churchill y Winnipeg.

Primero es necesario llegar a Winnipeg para luego tomar un vuelo a Churchill. Una vez en Churchill te llevarán a una área remota para ver los osos polares. Sin embargo este paseo solo sale en fechas muy fijas durante el mes de octubre y noviembre.

En la provincia de Alberta, la ciudad principal es Calgary y los pueblos más conocidos son Banff, Lake Louise y Jasper.

Calgary es el punto de inicio para visitar los pequeños pueblos de la provincia. Muchos autobuses salen del centro de la ciudad o del aeropuerto para llegar a BanffLake Louise (2 horas) o Jasper (7 horas). Pero esta ciudad también tiene mucho que ofrecer, como su museo interactivo de música, la Torre Calgary y su zoológico.

En Banff, podrás subir a la cima de la montaña en góndola, esquiar en una de las 3 montañas que están cerca del pueblo y visitar los numerosos lagos como Lago Moraine y Lago Louise. Podrás también ver cascadas y todos los puntos escondidos que ofrece el Parque Nacional de Banff, unirte a un tour en raqueta de nieve, hacer un paseo en Ice Explorer que te lleva a caminar sobre un glaciar o tomar un paseo en trineo de caballos.

Lake Louise es aún más pequeño. Este lago y su famoso hotel, el Fairmont Chateau Lake Louise, se pueden visitar desde Banff o te puedes hospedar en uno de los hoteles, para tener una o más noches de tranquilidad. El pueblo es tan pequeño que más de una vez veras algún zorro, alce, venado o zorillos que pasean por los jardines de los hoteles y por el borde de sus senderos.

Jasper es uno de los pueblos más encantadores del país. Es muy pequeño (más pequeño que Banff, pero más grande que Lake Louise y tiene muchos tours que pueden llevar a visitar el Glacier Skywalk, pasear por le cañón Maligne cubierta de hielo, escalar sobre hielo, dar un paseo en busca de la fauna y hacer un tour en trineo de perros.

En la provincia de la Columbia Británica, que está ubicado al borde del Océano Pacífico, se encuentra Vancouver, Whistler y la capital de la provincia Victoria.

Vancouver es la base para visitar la provincia de la Columbia Británica. Es el punto de inicio para visitar las demás ciudades como Victoria y el pueblo de Whistler. Desde Vancouver es posible unirte a tour que te llevará por un paseo en hidroavión para conocer la ciudad desde el cielo o que te puede llevar a ciudades cercanas a Vancouver. También es el punto de inicio para conocer el puente Colgante Capilano que en diciembre y enero está decorado con más de 10 mil luces navideñas. En la ciudad, lo ideal es probar los mariscos del mercado Granville, probar una cerveza en el histórico barrio de Gastown y aprovechar para dar un tranquilo paseo por el parque Stanley donde se pueden ver los totems de las primeras naciones y visitar el Acuario de Vancouver.

Whistler es la estación de ski más famosa de Canadá. En invierno, podrás hacer paseos en raqueta de nieve, paseos en helicóptero, tirolesa, esquiar claro y unirte a un tour gastronómico.

Victoria, la capital de la Columbia Británica, es hogar de los edificios del Parlamento, y frente a estos, de la estatua de la Reina Victoria, que nos recuerda que Canadá forma parte de la monarquía de Reino Unido, siendo la Reina Elizabeth II, su reina. Victoria también es hogar del castillo Craigdarroch y del museo Royal BC. Desde esta ciudad también es posible unirte a tour que te lleva a visitar los jardines Butchart, que al igual en temporada navideña están iluminados.

En la provincia de Yukón, que se encuentra al borde del Océano Pacífico, al norte de la provincia de la Columbia Britanica, la ciudad principal es Whitehorse.

Whitehorse es el hogar para ver las auroras boreales. Un vuelo que sale desde el aeropuerto de Vancouver te llevará a Whitehorse en tan solo 2h30 para ver 2, 3 o hasta 4 noches las auroras boreales. Pero Whitehorse tiene aún más actividades como el trineo de perros, moto de nieve, hacer un paseo en raqueta de nieve para ir a pescar en hielo o visitar las aguas termales Takhini con la reserva de la fauna de Whitehorse.

Alberta, la Columbia Británica y Yukón son las 3 provincias más conocidas del oeste de Canadá. En una semana es posible conocer Yukón y la Columbia Británica. Con otra semana adicional puedes aprovechar para visitar la provincia de Alberta, tomando un tren desde Vancouver que te llevará a Jasper.

Y no descartes la posibilidad hacer un viaje largo, de unos 20 días o más para visitar ambas costas de Canadá. Puedes hacer el trayecto más largo, de Toronto a Vancouver en avión, o hasta tomar un tren en el que dormirás 3 noches para llegar de un punto a otro.

Toma en cuenta que en invierno, los días son muy cortos, y anochece muy temprano por lo que muchas actividades pueden terminar temprano en comparación a verano. Los especialistas en Canadá te podrán ayudar a escoger el viaje que más es acorde a tus preferencias para los meses que abarcan invierno. Y en caso de tener una preferencia para visitar en primavera o verano, ¡no te pierdas nuestra próxima guía!